Inicio Portal DBE
Metodología Diagnóstico Formulación Programación Autoevaluación Anexos
  Estas en: Formulación
 
1. Elaboración del Objetivo general
2. Elaboración de los objetivos secundarios o específicos
3. Elaboración de los indicadores del proyecto
 
Formulación del Proyecto
La formulación del proyecto determina cual será la planificación estratégica, que utilizara tu proyecto para guiar y encauzar los esfuerzos físicos y materiales hacia el alcance de los objetivos. Dicho de otro modo, te permitirá determinar en base a las áreas de intervención, los objetivos, metas e indicadores. Por lo tanto, en esta etapa debes identificar:

• Objetivo general (principal) del proyecto.
• Objetivos específicos (secundarios).
• Objetivos de los productos de tu proyecto.
• Metas.
• Indicadores.

La importancia de esta etapa, radica en que será el diseño metodológico a través del cual podrás verificar el grado de avance de tus actividades y diseñar además, un sistema de programación, evaluación y monitoreo de las actividades que implica tu proyecto.
 
 
1. Elaboración del Objetivo general. + Volver
Los objetivos generales o principales son el impacto directo (cambio esperado) que pretende generar el proyecto, por lo tanto suele llamársele también, objetivos de impacto.
La característica principal que deben tener estos objetivos son:

• Deben ser realistas: es decir, alcanzables a través de los recursos y tiempo con el que cuenta el proyecto.
• Deben ser precisos: detallando a lo menos los beneficiarios del proyecto y el cambio o impacto esperado en ellos.
• Deben ser medibles: la información para evaluar el estado de avance y nivel del cambio esperado.
• Complementarios: es decir, que el conjunto de objetivos identificados contribuyen mutuamente al objetivo general y entre ellos.

Debemos mencionar que metodológicamente, los objetivos de impacto son redactados en verbo infinitivo, es decir, con terminaciones (ar), (er), ir. Ejemplo: analizar, intervenir, educar, disminuir, establecer.
Por otra parte los objetivos de producto son redactados como una acción realizada en el presente.


Puedes tomar como ejemplo lo siguiente:


Si analizas el objetivo a través de los 4 requisitos anteriormente identificados puede observar que la mayoría se cumple, es decir, hay una cuantificación realista que indica que tu proyecto pretende que a lo menos aumente en un 30% la asistencia, esta asistencia es medible, ya que se puede obtener la información a través del número de entradas vendidas o inscritos en listas de asistencia que acuden efectivamente, por otro lao es preciso ya que indica que los beneficiarios son los alumnos de la Universidad de Chile, además establece un horizonte temporal, puesto que el alcance del proyecto contempla el año 2012 para su implementación total.

Cabe resaltar que cuando cuantificas un objetivo, etas elaborando desde ya una meta, es decir, que transformas los objetivos en alcances numéricos. Por lo tanto puede que te preguntes ¿Cómo elaboro una meta?, esa pregunta es fácil de responder.

Para elaborar una meta debes tener presente que representan el desempeño óptimo de una variable o factor. Este desempeño puede ser obtenido de:

• Desempeño histórico de la variable medida.
• Objetivos definidos.
• Desempeño logrado en otras instituciones.
• Estándar nacional, regional o provincial.

Imagina que para el problema anterior en tu diagnóstico, identificaste que del total de los alumnos, solo un 15% asiste a los eventos artísticos de la Universidad, por lo que tú decidiste que tu meta será aumentar ese número a un 30%. Por lo que tu referencia es la regularidad de la asistencia de los años anteriores.
 
 
2. Elaboración de los objetivos secundarios o específicos. + Volver
Los objetivos secundarios o específicos guardan relación con los productos que implementara el proyecto para dar cumplimiento a su objetivo principal o general (de impacto). Por lo tanto, cuando los elabores, debes tener en consideración que cada uno de estos contribuirá al alcance del impacto deseado.

Su función es determinar cuáles serán los benes y/o servicios que entregara el proyecto para implementar su solución.

A continuación te mostramos algunos ejemplos:

Como puedes observar los objetivos del producto son expresados como un escenario deseado, es decir, que se plantean como una situación presente. Cada uno de los diferentes niveles de los objetivos contribuye al alcance de los objetivos generales, por lo cual se dice que son mutuamente complementarios.
 
 
3. Elaboración de los indicadores del proyecto. + Volver

Un indicador es la cuantificación de una variable, y será el medio a través del cual medirás el grado de alcance de las metas. El objetivo de los indicadores es establecer un sistema de instrumentos que permitan comparar los resultados alcanzados con las metas programadas, además de permitir el control sobre estos resultados, facilitando la identificación de fallas de manera oportuna, para de esta forma corregirlas a tiempo.

Para comenzar la elaboración de los indicadores, antes, debes, tener identificados los objetivos y las metas.
Los resquicitos para la elaboración de un buen indicador se orientan a que su enunciado sea fácil de entender, que el indicador sea verificable, que guarde directa relación con los resultados esperados, que exista la información necesaria para calcularlo y que sea actualizable.

Debes tener en consideración que un indicador te permitirá evaluar el estado de avance real de un factor observado, frente a lo esperado (meta u objetivos), por lo tanto un indicador involucra la medición de los resultados inmediatos, del tiempo de ejecución de las actividades, de los gastos, de la ejecución presupuestaria.

Así de esta forma, los indicadores tienen ámbitos (PROCESO, PRODUCTO Y RESULTADO) de medición y dimensiones (EFICIENCIA, EFICACIA, ECONOMIA Y CALIDAD). Como lo expresa el siguiente recuadro:


 
I) Los ámbitos de medición determinan:
1) Proceso: son las actividades relacionadas con la ejecución y manera de efectuarlas para producir un producto. Estos indicadores permiten observar el ¿cómo? Se están realizando las actividades.

Ejemplo: - Número de pacientes atendidos diariamente por doctor.

2) Producto: se refieren los servicios producidos y entregados.

• Cantidad de personas atendidas por el programa de salud dental.
• Número de asistentes a los eventos artísticos y culturales en relación a años anteriores.

3) Resultados: son los resultados a nivel de cumplimiento del objetivo general de tu proyecto e implican un mejoramiento en la población objetivo.

Ejemplo:

• Disminución de la tasa de mortalidad infantil.
• Aumento de la tasa de asistencia a eventos culturales en la Universidad.
• Disminución de un 25% de los alumnos con obesidad en la Universidad.
Indicadores de resultado: Fuente. ECLAC. Marianela Armijo.
 
II) Las dimensiones que mide un indicador se detallan a continuación:
1.- Eficacia: miden el grado de cumplimiento de los objetivos.

Ejemplo:
• Cobertura alcanzada por el proyecto.
• Número de trabajadores capacitados por el programa.
2.- Eficiencia: mide el grado de racionalización de la utilización de los recursos, como el tiempo, gastos, y actividades realizadas.

Ejemplo:
• Promedio de ajuares entregado por asistentes.
• Tiempo promedio de atención por cajero.
• Gasto realizado en la actividad en relación a lo presupuestado.
Indicadores de resultado: Fuente. ECLAC. Marianela Armijo.
 
3.- Calidad: se relaciona directamente con los atributos del producto entregado como oportunidad, accesibilidad, precisión, continuidad, satisfacción (comodidad, cortesía, otros.)

Ejemplo:
• Tiempo promedio de espera para atención de los beneficiarios.
• Cantidad de personas atendidas por el programa.
Indicadores de resultado: Fuente. ECLAC. Marianela Armijo.
 
4.- Economía: Mide la capacidad de movilizar y gestionar adecuadamente los recursos financieros. (Eficacia de la ejecución del presupuesto)

• Porcentaje de recursos aportados por terceros.
• Ejecución del presupuesto en relación a lo programado.
• Porcentaje de recuperación de créditos de corto plazo
• Gasto de actividades de apoyo/gastos totales
• Aporte de beneficiarios a financiamiento/Monto total de inversión del programa
• Gasto de funcionamiento/gastos ejecutados totales
• Recuperación de cobranza/Facturación.
 
Para la elaboración de los indicadores se suele utilizar la matriz de indicadores, que tiene por objetivo facilitar la comprensión de estos tanto para los encargados del proyecto como para los que controlan y asignan los recursos.
La matriz de indicadores más utilizada, suele ser la MATRIZ DE MARCO LOGICO(MML)¹ , la cual facilita la integración de los objetivos generales del proyecto, con los objetivos específicos y productos entregados por el proyecto.
La matriz de marco lógico tiene dos elementos principales, que son su lógica vertical y horizontal.

La lógica vertical, por un lado, posibilita observar la interrelación existente entre el fin del proyecto, el objetivo general o propósito, las actividades necesarias para desarrollarlo y las tareas involucradas. Por lo tanto, la lógica vertical a modo general, te servirá para identificar qué actividades son las necesarias llevar a cabo para cumplir con tus componentes, que componentes y como aportan al cumplimiento del propósito de tu proyecto, y cómo y en qué medida el propósito aporta al fin.

Por otra parte, la lógica horizontal, facilita la comprensión y verificación del cumplimiento de los objetivos a través de los indicadores, así como también permite sortear con un mayor grado de precisión y orden, la fórmula del cálculo de los indicadores, los medios de verificación y los supuestos. Así de esta manera, los medios de verificación son la información necesaria para efectuar el cálculo de los indicadores y los indicadores permiten evaluar y monitorear el grado de avance de los objetivos y su nivel de logro.
¹CEPAL, METODOLOGIA DE  MARCO LOGICO PARA LA PLANIFICACION, EL SEGUIMIENTO Y LA EVALUACION DE PROYECTOS Y PROGRAMAS. ILPES, 2005.
Como puedes observar, la matriz de marco lógico permite que ordenes la planificación de tu proyecto, de tal manera que el sistema de evaluación y monitoreo de este se facilite.

Debemos resaltar la importancia de los medios de verificación (M.V) puesto que estos permiten obtener la información con la cual diseñaras tus indicadores, para ello debes identificar cual es la información disponible. En este sentido, puede que existan registros digitales, como planillas Excel desde las cuales puedes extraer la información o registros documentados como listas de asistencia, recepción de pagarés, entre otros.

Es importante que pongas atención a los medios de verificación para tus indicadores, ya que si no existen deberás estructurar un mecanismo que facilite la recopilación de datos para el cálculo de tus indicadores, así de esta forma, te recomendamos, que en la medida que los diseñes, identifiques de inmediato si existe un M.V pertinente o si es necesario que lo diseñes tú mismo.

Imagina que tu proyecto trata sobre la atención particular presencial sobre sexualidad a los alumnos de la universidad durante una semana. Y que un indicador que identificaste fue Nº de atenciones diarias por enfermera por sexo y el tipo de consulta. Entonces, ¿Cómo recopilo la información para calcular ese indicador?, es una pregunta que deberás hacerte cada vez que diseñes uno, por lo cual es preciso que si no existe un canal de información, lo estructures.

Como consecuencia del ejemplo, puedes implementar un formulario por módulo de atención que contenga el día, el nombre de la enfermera, y espacios enumerados para llenar la información de los alumnos que efectuaron las consultas y el tipo de consulta. El cual, te facilitará la obtención de la información y su tratamiento.

Además, no olvides definir cuál será el tratamiento de la información, es decir, como la guardaras y registraras, para evitar pérdidas y facilitar el acceso a ella para un posterior análisis. En este sentido nos referimos por ejemplo a si mantendrás la información recopilada en documentos físicos, como papel o bitácoras, o la tabularás en computador, para un manejo más fácil y accesible.

Como resultado, habrás llenado un listado diario o formulario, que una vez tabulado, por ejemplo, en Excel, facilitara que clasifiques la información obtenida, por enfermera, y el número de atenciones por sexo que realizó durante el día, aparte de saber cuál fue la frecuencia del área de consulta (prevención de embarazos, enfermedades venéreas, otros.